Propiedades de los aromas más comunes

¿Que es la Aromaterapia?

La aromaterapia nos ofrece una clave de suma importancia para el uso de los aromas y cuando hablamos de ella por primera vez pensamos solo en fragancias y perfumes, pero en realidad consiste en el uso de aceites esenciales puros para la sanación física y psíquica en su sentido más amplio. Sus efectos son sutiles y actúan sorprendentemente en el aspecto psicológico y espiritual. SON EVOCADORES.
La naturaleza nos brinda grandes posibilidades para la salud y el bienestar que el ser humano ha sabido utilizar desde hace miles de años.
Sentirse bien, sin hambre, sin frio y sin enfermedades es la prioridad de todo ser humano. El agua, el aire y la tierra consiguen que crezcan variadas especies de plantas que contienen en su interior principios activos que la ciencia ha avalado a través de sus investigaciones. Estos aceites esenciales puros, volátiles, ricos en propiedades y en perfumes, son la base de la aromaterapia, pero no se trata sólo de perfumarse sino de encontrar el equilibrio físico y emocional gracias a ellos.
A través de un agradable masaje, un baño caliente y relajado, un buen aroma en la casa, son algunas de las formas de utilizar aromaterapia.
La Aromaterapia, como su nombre lo indica, es una terapia que busca mejorar nuestra salud del cuerpo y la mente en nuestra vida cotidiana

¿Que es un aceite esencial?

Un aceite esencial es la esencia de una planta, la fuerza vital de la planta destilada para su uso, es energía pura concentrada, la fragancia y el carácter de cada aceite es individual.
Al igual que sus propiedades terapéuticas y los efectos que producen en las personas.
Son sustancias volátiles que se evaporan rápidamente dejando en el aire su aroma, hay más de 500 aceites esenciales pero de estos solamente 50 o 100 tiene propiedades curativas y son aptos para su uso en el hogar. Una fragancia puede evocar momentos vividos en el pasado, tanto la memoria como las emociones están relacionadas con nuestro sentido del olfato y los tres están regidos por la misma zona del cerebro, el sistema limbito.
Los compuestos químicos presentes en los aceites esenciales son ácidos, alcoholes aldehídos, cetonas, fenoles, óxidos y terpenos. Cada uno de ellos tiene propiedades específicas. Los compuestos químicos de estos aceites esenciales desbloquean la capacidad curativa del cuerpo, se introducen por la piel y así la sangre los transporta por todas partes. En un cuerpo sano su permanencia es de tres o cuatro horas y luego se eliminan por los pulmones o la orina.
Los aceites esenciales utilizados en aromaterapia son terapéuticos porque ejercen un efecto eficaz y potente sobre el cuerpo, mente y espíritu.
La magia de los aceites esenciales es que pueden influir en los aspectos más importantes de una persona tales como el carácter y el estado de ánimo.

Uno de los aromas más utilizados: Lavanda (Angustifolia –oficinalis)

La lavanda es una planta imprescindible y muy utilizada cuyo nombre deriva del latin “lavare”, por sus propiedades purificantes.
Antiguamente, se consideraba que cuando una serpiente picaba a un perro, si se lo frotaba con lavanda sobre la herida se podía contrarrestar el efecto del veneno, de ahí surgió la creencia de que si la lavanda es suficientemente fuerte para contrarrestar el efecto del veneno de una serpiente también es capaz de luchar contra los “venenos interiores”.
La lavanda tiene el efecto de aplacar defectos, tanto en hombres como en mujeres, controlando las exageraciones.
Ayuda a poner los pies en la tierra, equilibra y hace prevalecer la razón sobre el temperamento.

Su esencia tiene propiedades sedante del sistema nervioso central, disminuyendo la respuesta psico-motriz, armonizando y equilibrando las emociones. Como da sosiego y calma se utiliza comúnmente en las prácticas tales como meditación, Yoga, Masajes. Relaja y calma la mente, contribuyendo a lograr un sueño más placentero.
En uso tópico (sobre la piel) es bactericida y se emplea en dermatología para tratar afecciones como el acné.

Modo de uso:
Para masajes se diluyen 4 gotas en una cucharada sopera (10 ml) de aceite vehicular de jojoba, almendras, rosa mosqueta o el que más te guste. También podés mezclarlo con crema base y hacer tus propios productos cosméticos.
En hornillo, 3 o 4 gotitas bastarán para dar un aroma intenso en el ambiente
Para un baño de inmersión podes agregar 5 o 6 gotitas al agua junto con sal o jabón neutro
Se puede colocar una gotita en la yema de los dedos y dispersarla en la nuca, detrás de las orejas y en las sienes para colaborar en la relajación de la mente, disminuyendo el estres
Nunca apliques sobre la piel un aceite que no sea 100% puro

Autora: Liliana D´Agostino, titular de Dalitane


Funciones de los aromas más conocidos

Ahora que elegimos el que más se adecua a nuestras necesidades, hay que seleccionar el aroma que mejor se lleva con nosotros. Es algo muy personal, ya que no todos tenemos los mismos gustos. Además, el mismo aroma nos refiere a distintos objetos según nuestra historia personal. Por eso, lo mejor es dejarse guiar por la intuición y elegir el que más nos atrae olfativamente. Te invitamos a olerlos en nuestro local! Pero para que vayas pensando si hay alguno que te llama la atención por lo que causa en nuestras emociones al olerlo, aquí hay una lista de los más comunes:
  • Bergamota: Para la depresión y la ansiedad.
  • Canela: Es un buen afrodisíaco, estimula la creatividad
  • Citronela: Ideal como repelente de mosquitos.
  • Eucaliptus: Refrescante, estimulante y revitalizante
  • Geranio: Antidepresivo, eleva el espíritu.
  • Incienso: Muy indicado en trabajos de curación y meditación.
  • Jazmín: Regulador emocional, erógeno, da sensación de confianza y optimismo.
  • Lavanda: Indicada para el insomnio, potente sedante.
  • Lemongrass: Desodorante y estimulante.
  • Limón: Estimulante mental, limpia y refresca.
  • Mandarina: Da mensaje de alegría, entusiasmo y fortaleza.
  • Manzanilla: Útil en estado de angustia y melancolía.
  • Menta: Produce una sensación de frescura que predispone a la actividad intelectual.
  • Mirra: Indicado para la meditación y para preparar una sesión de sanación.
  • Naranja: Antidepresivo, sedante leve. Ideal para aromatizar en el cuarto de los niños.
  • Nardo: Incrementa el sentido de devoción, indicado para la meditación.
  • Neroli (Azahar): Por la delicadeza de su aroma, nos pone en contacto con nuestra naturaleza más elevada. Potente sedante.
  • Patchouli: Afrodisíaco y antidepresivo.
  • Pino: Estimulante mental. Indicado para estados de fatiga extrema y constante cansancio.
  • Romero: Estimula la atención mental, protector psíquico.
  • Rosa: Erótico, íntimamente relacionado con la emoción y estimulación. Estimulante de la creatividad.
  • Sándalo: Es el aroma por excelencia para acompañar la meditación, disipa cargas negativas

 
Eligiendo el mejor sistema para aromatizar

El aroma despierta nuestros sentidos, nos traslada a lugares, nos recuerda a personas… cuando de nuestro hogar se trata, queremos que huela bien, buscamos la fragancia con la que nos sentimos identificados y deseamos que al abrir la puerta nos invada la sensación de haber regresado a casa. Muchas veces no sabemos cómo lograr esto, probando perfumes en todos los formatos. Aquí te damos una ayuda para elegir el sistema que mejor se adecue a tus necesidades.
 
Hornillos: Consisten en un recipiente donde se coloca agua con unas gotas de esencia y por debajo del mismo una fuente de calor que evapora el líquido para que aromatice el lugar. Los hornillos comunes utilizan como fuente de calor velitas y los eléctricos una lamparita o resistencia. Los hornillos en general, tienen la ventaja de permitir regular la intensidad del aroma y personalizar el mismo. La intensidad la regulamos colocando mayor o menor cantidad de esencia y, en el caso de los hornillos con lamparita, con los watts de la misma (a mayor calor, más rápido evapora el líquido y más intenso el aroma). La fragancia puede personalizarse colocando gotas mezcladas de esencias que nos gusten creando aromas que no logramos conseguir en el mercado. La mayor desventaja de este método es que si uno es olvidadizo y no controla que haya suficiente líquido mientras la fuente de calor esté encendida, puede quebrarse el recipiente contenedor, además suelen ser muy frágiles y hay que tratarlos con cuidado.
En particular, los hornillos con velita tienen la ventaja de que no requieren un enchufe cerca y su luminosidad genera calidez en el ambiente, pero suelen precisar la misma atención de cualquier otro elemento que utilice fuego para evitar accidentes, sobre todo si hay mascotas o niños pequeños en la casa. En los hornillos con lamparita hay que evitar que el agua se derrame sobre la lámpara para evitar cortocircuitos o que explote el vidrio por los cambios de calor. Su mayor ventaja es la duración del aroma, ya que al ser más suave el calor que genera demora más en evaporar el líquido. Finalmente, los hornillos a resistencia, tienen la gran ventaja de que duran aún más que los eléctricos y que no hay que tener grandes precauciones ya que está preparado para el contacto con el líquido.
Muchas de las precauciones mencionadas se pueden solucionar si utilizamos en lugar de esencia diluida en agua, directamente una esencia sólida. También existen hornillos de materiales resistentes al fuego que pueden emplearse sin agua.
 
Difusores con varillas: un método relativamente nuevo de aromatizar ambientes cuya mayor ventaja reside en su practicidad ya que no requiere una gran inversión de tiempo. Únicamente se colocan las varillas en el recipiente contenedor del aroma y las mismas absorben la esencia, la cual al contactar con el calor del ambiente se evapora y emite un agradable aroma. Sin embargo, su duración y eficiencia dependerá del calor y la ventilación que haya en el ambiente, lo que no lo hace apto para cualquier lugar: en sitios muy grandes y fríos emite poco aroma, mientras que en lugares cerrados y cálidos como un toilette es más eficiente. 
 
Velas: un clásico que brinda calidez al ambiente y lo decora. Los hay de varios colores, tamaños y formas. Como desventajas, por un lado hay que ser precavido con el fuego y por otro hay que tener en cuenta que el tamaño de la vela influye en la intensidad del aroma: velas chicas sirven para ambientes chicos y en ambientes grandes hay que colocar velas grandes que suelen ser caras. Es difícil conseguir velas buenas, que quemen hacia dentro y se consuman hasta el final dejando buen aroma mientras de consumen. Un truquito muy útil es encender la vela y esperar hasta que se haya derretido un poco, con mucho cuidado vertemos unas gotitas de esencia de hornillo sobre la cera y eso aumentará el aroma que genera.
 
Desodorantes: existen desodorantes en aerosol y con pulverizador. Ambos son un método práctico y rápido de usar pero de poca duración. Los desodorantes en aerosol tienen la desventaja de que al ser realizados industrialmente no suelen tener gran variedad de fragancias y las mismas (por los componentes que emplean) no se asemejan a las naturales. En el caso de los desodorantes computarizados (aquellos que por medio de un temporizador emiten un disparo cada vez que se lo programe) permiten mantener el aroma de manera continuada. Los pulverizadores suelen usarse tanto en el ambiente como en la ropa y el aroma es más natural.
 
Inciensos: otro de los clásicos que suma puntos por su trayectoria. Su ventaja es el misticismo que rodea al uso, casi un ritual (ver nota…) pero su corta duración y el humo que genera no apto para todo el mundo, sobre todo los niños y personas alérgicas o asmáticas, es su gran desventaja. 
 
Aros difusores: Un método poco conocido que consiste en un aro de cerámica o algodón prensado que se coloca en el portalámparas y se humedece con esencia que el calor de la luz evaporará. Su mayor desventaja es que las lámparas actuales suelen ser de bajo consumo y no generan calor suficiente para que sea efectivo. 
 
¿Ya elegiste la mejor opción para tu casa o lugar de trabajo? Podes combinar dos o más métodos e incluso mezclar aromas. Por ejemplo: un difusor en el living si este es grande para mantener un aroma suave, un hornillo eléctrico que refuerce la fragancia y pulverizar cortinas y sillones para que sea más intenso aún.


Esencias y aceites esenciales

El aroma de las plantas aromáticas se debe a la presencia de aceites esenciales, que son una representación concentrada y dinámica de sus propiedades curativas que contienen la fuerza vital de la planta. La unión de los nutrientes absorbidos por los vegetales aromáticos junto con la energía del sol produce estas vitales sustancias, producto del aire, la tierra, el agua, el fuego y el éter, los cinco elementos de la naturaleza concentrados en una sola gota. Representan en las plantas aromáticas lo más elevado que ellas nos pueden ofrecer.

Los aceites esenciales puros son obtenidos a través de diversos métodos dependiendo de la especie vegetal y la parte de la cual se extrae (flores, frutos, hojas, raíces, semillas y corteza de los vegetales). En este proceso, se puede dañar a la planta mediante cortes o directamente matándola (como por ejemplo a la menta) para someterla a la fuerza del vapor que extraerá las gotas de aceite existentes en sus sumidades verdes. En otros casos se requieren toneladas de pétalos para obtener 1 kg de aceite esencial (por ejemplo de la rosa). Otras plantas y frutos no aceite esencial (como por ejemplo el melón, la reina de la noche, la manzana, la frutilla, etc). Los factores descriptos encarecen los costos de estos productos.

Cada uno de los aceites esenciales puros posee propiedades intrínsecas aromaterapéuticas que pueden utilizarse para el bienestar personal, por su efecto de aromaterapia, su estructura molecular y por la carga energética que contienen. Todos aceites esenciales puros poseen propiedades antisépticas o antiinflamatorias ideales para tratar problemas causados por infecciones comunes como resfriados y gripes.

Ninguna reconstrucción sintética es capaz de constituir una réplica total de un aceite esencial puro ya que no hay dos especies de plantas que huelan exactamente igual. La esencia de una planta es como su personalidad.

Debido a que no es posible obtener esencias de todas las plantas y a que algunas de las esencias son difíciles de conseguir o extraer, los químicos han encontrado la forma de extraer y aislar (sintetizar) los componentes de los aceites descubriendo nuevas moléculas olfativas que imitan a las naturales. Las esencias sintéticas son de este modo creadas por los perfumistas especializados, que combinan ingredientes en fórmulas precisas para lograr obtener productos más constantes, estables, económicos, accesibles y que no requieren dañar a la planta para obtenerlos.

 

¿Cómo diferenciarlos?

  • AROMA: El aroma de un aceite esencial puro es más áspero y duradero que el de la esencia sintética, que es muy dulce y se va rápidamente.
  • CONSERVACIÓN: Los aceites esenciales puros son muy sensibles al calor, la luz y la humedad por lo que es muy importante guardarlos en frascos de cristal oscuro y con cierre hermético para evitar que se dañen. A temperatura ambiente son incoloros, pero al oxidarse se resinifican adquiriendo un color amarillento oscuro.
  • ETIQUETA: En la etiqueta de un aceite esencial puro, además de su nombre común, figura el nombre científico de la planta de la que proviene y, en el caso de ser diluida, se indica su porcentaje.
  • PRECIO: Los aceites esenciales puros tienen diferentes precios de acuerdo a la parte de la planta de la que se extrae. Si todas tienen igual precio se debe sospechar que sean sintéticas o artificiales.
  • EFECTO: Las esencias artificiales o sintéticas no producen ningún efecto terapéutico o curativo, solo sirven para aromatizar. La calidad de los aceites sintéticos es muy inferior a la de los aceites puros y generalmente sobre la piel son cáusticos y alérgenos. Los aceites puros, pueden emplearse sobre la piel pero no directamente, ya que son demasiado concentrados y pueden producir quemaduras, por lo que antes de aplicarlos es necesario diluirlos en otros aceites vehiculares vegetales o cremas.
  • VIDA ÚTIL: Los aceites esenciales de buena calidad pueden conservarse durante varios años. Los cítricos suelen durar unos 2 años y los de madera no tienen vencimiento, los de flores y hierbas se conservan de 3 a 4 años.  La vida media se calcula desde el momento en que se desprecinta el recipiente que lo contiene.
  • DILUCIÓN: Los aceites esenciales puros se disuelven en alcohol, grasas y aceites pero no en agua y se evaporan sin dejar residuos oleosos. Podes hacer una prueba colocando una gota de aceite esencial puro en el agua del recipiente de tu hornillo y verás que la gota no se diluye hasta tanto no haya alcanzado temperatura elevada el agua lo que la volatiliza. Si hacemos lo mismo con una gota de esencia de hornillo (artificial) veremos que rápidamente se diluye en el agua.

Modo de uso de los aceites esenciales

 

En la revista anterior aprendimos a reconocer un buen aceite esencial puro, ahora es momento de aprender a usarlo para beneficiarse con sus propiedades. Los podemos emplear de las siguientes formas: 


- Baños de inmersión: Se colocan, para adultos, de 6 a 10 gotas de aceite esencial en el agua tibia de una bañera, agitando el agua para que se mezcle bien y luego nos sumergirnos durante 15 o 20 minutos.  De este modo aspiramos el vapor de los aceites esenciales a la vez que los mismos penetran a través de los poros de nuestra piel.

Si lo empleamos para bebes o niños, hay que tener especial atención en que el aceite este bien diluido en el agua del baño para evitar que al contacto con la piel la pueda irritar. Se utiliza solo 1 o 2 gotas diluidas en el agua tibia de la bañerita.

- Inhalación: Existe en el mercado una amplia variedad de productos para difundir el aroma de los aceites esenciales en nuestro espacio.  Estos productos, esparcen los aceites esenciales formando una nube de diminutas partículas. Se agrega una gota de aceite esencial cada 10cm3 de agua en un hornillo o difusor eléctrico, agitando bien antes de usar.

También podemos colocar una gota en un pañuelo o en la almohada y utilizarlo según el caso. Por ejemplo, el eucalipto para descongestionar las vías respiratorias altas, la menta cuando tenemos un examen y precisamos concentrarnos, la lavanda para relajarnos en un día con actividades estresantes.

- Colgantes: Realizadas en un material poroso que permite que el aceite penetre y transmita el aroma natural. Se le agregan 5 gotas de aceite esencial.

- Cremas: Puedes añadir unas gotas de aceite esencial a una crema (si es una crema neutra mejor aún). Se colocan 2 gotas cada 10 ml para crema facial y 6 gotas cada 10 ml para crema corporal.

- Puro: Solamente algunos aceites esenciales, y en casos muy específicos, pueden ser aplicados sin diluirse sobre la piel. Por ejemplo, la lavanda (en caso de picaduras o sobre la sien para el dolor de cabeza), el tea tree (en los dedos para el caso de hongos). Su uso puro sobre la piel siempre debe hacerse con sumo cuidado y nunca sobre las mucosas

- Masajes: Uno de los métodos de aromaterapia más eficaces, pues a la eficacia de los aceites esenciales se une el poder terapéutico del masaje. Se utilizan diluyendo el aceite esencial puro en un aceite base o vehicular (de almendras o jojoba, por ejemplo). Se recomienda diluir 4 a 6 gotas por cada 10 ml de aceite base (una cucharada sopera) para un masaje corporal. Cuando se usan en niños, empleamos solo 1 o 2 gotas de aceite esencial en 10 ml de aceite de almendras o jojoba.

 

ACEITES ESENCIALES PARA NIÑOS

Para los niños menores de dos años se suelen emplear los aceites esenciales de lavanda, mandarina y manzanilla. La manzanilla es muy buena para los cólicos del lactante y afecciones gastrointestinales, la lavanda para conciliar el sueño y la mandarina para relajarlos.

 

PRECAUCIONES:

-Si utilizaste aceites esenciales cítricos evita la exposición al sol o al solarium durante al menos 24 horas.

-Consulta siempre con un experto antes del uso puro en la piel de aceites esenciales.

-En caso de epilepsia, asma, alergias, mujeres embarazadas y niños, consulta con tu médico o terapeuta sobre el aceite esencial que puedes utilizar.

-Si tu piel es muy sensible o delicada o tienes antecedentes de alergias es mejor que pruebes un poco de aceite esencial primero en una zona pequeña de tu antebrazo para evaluar la reacción

rápidamente se diluye en el agua.